Melatonina para dormir a los hijos

melatonina

Últimamente me preguntan bastante sobre el sueño de los niños. Y sobre niños que no duermen me preguntan sobre la melatonina, sustancia tan de moda en los últimos años. Desde hace un tiempo a esta parte me he posicionado bastante en contra de la melatonina en su uso infantil. Personalmente nunca la recomiendo ni en el mostrador de la farmacia ni en mis círculos sin prescripción de un médico o pediatra. Y aún siendo así, en muchos de los casos tampoco me parece. Pero no seré yo quien contradiga la palabra de una bata blanca.

Qué es y para qué sirve

La melatonina es una neurohormona presente en anímales, plantas, hongos y bacterias y en algunas algas. Se produce en la glándula pineal y participa en gran variedad de procesos celulares, neuroendocrinos y neurofisiológicos como controlar el sueño diario. Es la encargada de regular el reloj biológico y su déficit puede acarrear insomnio y depresión.
En los últimos años se ha utilizado bastante para superar el jetlak y finalmente el insomnio en adultos y niños. En España llegó a estar prohibido el suministro por no estar demasiado claros los efectos en los humanos a largo plazo.  La producción de melatonina por la glándula pineal es inhibida por la luz y estimulada por la oscuridad. Por esta razón la melatonina algunos la conocen como “la hormona de la oscuridad”.

Melatonina en los niños

Me harto de hacer referencias a Rosa Jové y ahora también a María Berrozpe, cuando hablo de este asunto. El sueño infantil es un proceso madurativo de los niños. Debemos estar al tanto de todos sus estadios para no agobiarnos pensando que a nuestro hijo le pasa algo. Nos han vendido la película de que los niños deben dormir del tirón y en sus cunas a partir de los 6 meses. Nada más lejos de la realidad. El 30% de los niños presenta en algún momento un trastorno de sueño que se supera con la propia maduración.

Precisamente estas creencias son las que fomentan más dificultades para dormir en los niños. Cada vez se extienden más los tratamientos farmacológicos para facilitar el sueño y lo peor es que no existe regulación sobre su uso. Los estudios demuestran que es eficaz para tratar estos problemas en adultos pero los ensayos clínicos en pediatría son bastante escasos.

Pautas de la AEPED

  • En niños menores de seis meses no utilizar melatonina.
  • Niños de seis a 12 meses: se ha demostrado su eficacia como regulador del ritmo circadiano del sueño, pero se desconocen sus posibles efectos secundarios a medio y largo plazo. Si se utiliza, su administración no debería prolongarse más de cuatro semanas y siempre bajo supervisión médica.
  • Niños de uno a tres años: se reproduce la misma situación que en los niños de seis a doce meses. En el caso de que se administre, es el médico el que debe indicar y controlar la duración del tratamiento.
  • Niños mayores de tres años: existen datos que muestran su eficacia como regulador del sueño y no se han visto efectos secundarios no deseados durante los tres primeros años de seguimiento tras finalizar el tratamiento, aunque no se dispone de datos a más largo plazo. Su utilización debe estar indicada y supervisada por el pediatra y/o especialista en el sueño.

melatonina

Libros recomendados

Dormir sin lágrimas (Rosa Jové)

Dulces sueños! Cómo lograr que tus hijos duerman tranquilos (María Berrozpe)

 

Qué piensas sobre el uso de melatonina u otros fármacos para dormir a los niños? Qué métodos has utilizado para dormirlos sin recurrir a ellos?

Si te ha gustado el post comparte para que pueda llegar a más gente. De esa forma también me ayudas a crecer y te estoy muy agradecida. Para no perderte nada puedes suscribirte al blog 🙂

 



Deja un comentario